Patentes

Español

Nuestra Universidad obtiene primer lugar en solicitudes de patentes a nivel internacional

Nuestra Universidad obtiene primer lugar en solicitudes de patentes a nivel internacional

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) premió a las instituciones que más solicitudes de patentes de invenciones formularon en el país durante el 2017. 

La ceremonia, realizada este jueves (26) en el edificio de la repartición perteneciente al Ministerio de Economía, reunió a los principales actores vinculados a la Propiedad Industrial de Chile. Dentro de la instancia se reconocieron a solicitantes en distintas categorías.

Por primera vez, se reconoció a los mayores solicitantes de patentes del 2017 a través del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (PCT). Se trata de una categoría recientemente implementada que permite buscar la protección en distintos países mediante la presentación de una solicitud internacional de patente.

En este ítem, la U. de Santiago alcanzó el primer lugar, con 18 solicitudes. Le siguió la PUC (11) y el tercer puesto lo obtuvieron dos casas de estudios: U. de Chile y U. Federico Santa María, con 9 solicitudes.

El director nacional de Inapi, Maximiliano Santa Cruz precisó que dentro de los últimos 15 años, nuestro Plantel siempre ha ocupado los tres primeros lugares en solicitudes de patentes, pero “hoy obtuvieron un reconocimiento por las solicitudes internacionales de chilenos, que es un mejor indicador de calidad que simplemente solicitar patentes en Chile”.

En ese sentido, la autoridad argumenta que “esto muestra la gran voluntad de salir al extranjero, y hacer transferencia tecnológica y comercialización”.

Redoblar esfuerzos

Además, nuestra Universidad alcanzó el tercer lugar en la presentación de solicitudes de patentes de invención durante el 2017.

Ambos reconocimientos fueron recibidos por el Rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi Cid, en medio de los aplausos de los asistentes al evento.

“Este es un tremendo logro para la Universidad y nos motiva a redoblar los esfuerzos en materia de innovación y desarrollo. Hoy se logra una meta, pero aquí no termina el proceso”, destacó la máxima autoridad.

El Rector Zolezzi además puso de relieve el compromiso de todos y cada uno de los investigadores en esta línea, en particular de aquellos que se han ido integrando últimamente al Plantel. 

“En este proceso quisiera agradecer a los académicos, a los investigadores, especialmente a los investigadores jóvenes que han creído en este proyecto y en esta tarea de hacer innovación a partir de la ciencia”, puntualizó el Dr. Zolezzi.

Desafíos

En tanto, el Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Claudio Martínez, destacó que “esto significa que el trabajo que estamos realizando es de excelencia y ha tenido la pertinencia que nos interesa”. 

Para el Dr. Martínez, ahora vienen nuevos desafíos, tales como pasar la etapa del patentamiento hacia la transferencia de los conocimientos al sector público y/o privado en términos de aplicaciones. 

En esa línea, el director de la Dirección de Gestión Tecnológica, Dr. Luis Magne, aseguró que si bien esta es una etapa difícil, nuestra Universidad va por buen camino y este reconocimiento es prueba de ello.

“Es fruto del trabajo de más de 10 años en el tema de impulsar dentro de la Universidad la investigación orientada a resultados y aplicaciones, ya sea en la industria o la sociedad”, agrega el Dr. Magne.

Cabe destacar que actualmente la Universidad registra 183 solicitudes de patentes en trámite, 113 concedidas, 20 patentes transferidas, teniendo presencia en 27 países.

“Los académicos deben interesarse por la investigación aplicada y proteger con patentes sus nuevas invenciones”

“Los académicos deben interesarse por la investigación aplicada y proteger con patentes sus nuevas invenciones”

Hace más de dos décadas el Dr. Antonio Castillo Nara, a cargo del laboratorio de Control Biológico y Nanotecnología de la Facultad de Química y Biología de la Universidad de Santiago de Chile, llegó a trabajar a esta casa de estudio. Intensos han sido los últimos años en los que el académico se ha dedicado a la investigación aplicada, desarrollando proyectos de investigación que han tenido impacto en el desarrollo del país y de la industria.

Son cerca de 30 patentes las que ha obtenido el grupo de investigación que lidera el investigador, que han sido desarrolladas con la ejecución de proyectos DGT, Fundación COPEC –UC y FONDEF IDeA.  En el marco de la celebración del Día de la Propiedad Intelectual, que se recuerda el 26 de abril, el académico destaca la importancia de patentar.

“El patentamiento es necesario para proteger las invenciones o tecnologías. Sin embargo, en algunos casos es preferible el secreto industrial, situación en la cual solo los investigadores tienen la información, es decir, nada se divulga y la información es secreta”, remarca.

El académico partió investigando la virología de hongos, de “Botrytis cinerea”, analizando qué virus infectan al hongo y hace unos 15 años derivó a la parte aplicada. Entre las líneas de investigación que trabaja actualmente destacan el “control biológico de organismos fitopatógenos” y la “biosíntesis de nanopartículas metálicas usando microorganismos o moléculas de origen vegetal”.

Parte de las investigaciones que están patentando, se basan en nuevos usos de microorganismos o partículas virales que existen en la naturaleza. Por ejemplo, el uso de bacterias con actividad fungicida para el control de hongos fitopatógenos y la utilización de bacteriófagos líticos para el control de bacterias fitopatógenas.

“Uno de los proyectos más significativos de los cuales hemos patentado la tecnología, y que nos abrió las puertas de la investigación aplicada, fue el Proyecto Fundación COPEC-UC 9C038 ‘Nuevo biofungicida bacteriano para el control del hongo fitopatógeno Botrytis cinerea en uva de mesa’, cuya ejecución se inició en julio del 2012, por la Universidad de Santiago de Chile en conjunto con la Fundación COPEC-UC, en el cual patentamos el uso de una bacteria (Serratia plymuthica CCGG2742) con actividad fungicida para el control del hongo fitopatógeno denominado ‘Botrytis cinerea’ en uva de mesa”, detalla el Dr. Castillo.

La importancia del control de este hongo en uva de mesa radica en que es el principal fruto de exportación de Chile. La pudrición de esta fruta por el hongo Botrytis cinerea durante pre y postcosecha causa grandes pérdidas económicas en nuestro país. El 2017 se exportó un volumen equivalente a 1.685 millones de dólares de uva de mesa fresca y se pierde aproximadamente un 19% por pudrición causada por Botrytis cinerea.

“Además, la mayoría de los métodos para el control de este hongo están basados en el uso de fungicidas químicos sintéticos, compuestos de escasa biodegrabilidad, potencialmente tóxicos y de vida útil corta, debido a la constante aparición de cepas resistentes del hongo. Es por ello que se necesitan nuevas tecnologías alternativas, de mayor eficacia y menos contaminantes para controlar a este importante organismo fitopatógeno y en esa dirección apunta esta investigación”, añade el académico.

Interés de empresas extranjeras

Esta ha sido una de las iniciativas patentadas más relevantes –destaca- porque han podido presentar esta tecnología a empresas interesadas para posibles licenciamientos o venta del paquete tecnológico.

“Actualmente estamos en esa etapa con empresas norteamericanas y europeas que están interesadas, porque actualmente se utilizan fungicidas químicos para la mayoría de los hongos fitopatógenos. En algunas naciones están privilegiando el uso de compuestos más amigables para el medio ambiente. En la Unión Europea quieren eliminar el uso de pesticidas químicos en 10 ó 20 años más”, recalca.

El Dr. Castillo sostiene que “la Universidad, con el prestigio que tiene, su investigación de excelencia y su impacto a nivel mundial significa un respaldo importante para nosotros los investigadores, porque nos facilita el camino para entrar en conversaciones con otras universidades del mundo y con empresas. Nos da prestigio, calidad y credibilidad para empezar a hacer negociaciones y trabajar en ese sentido con las patentes”.

Si bien admite que la ruta para lograr el patentamiento de una nueva tecnología o invención no suele ser fácil, al grupo que lidera no le ha resultado complejo. “La Dirección de Gestión Tecnológica (DGT), dirigida por el Dr. Luis Magne, siempre nos ha apoyado, ya sea a través de financiamiento de proyectos de investigación aplicada o gestionando y financiando la presentación de solicitudes de patentes en Chile y en el extranjero. Estamos muy agradecidos de todo el equipo humano de la DGT, ya que su apoyo ha sido clave en todas las solicitudes de patentes que hemos presentado”, detalla.

El Dr. Castillo llama en este sentido a los académicos a que se interesen “por la investigación aplicada, porque hay más fondos para ella,  y que protejan con patentes sus nuevas invenciones”.

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

  • En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.


 



En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.

Las 29 solicitudes ubicaron a nuestra Casa de Estudios en el segundo lugar a nivel nacional, al considerar planteles públicos y privados, con un registro menos que la Universidad Católica (30) y uno más que la Universidad de Concepción (28).

Encabezó la ceremonia la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien destacó que el uso de la propiedad intelectual representa una herramienta efectiva para promover la innovación.

“Los inventores, las universidades, los centros de investigación, distintas localidades y las empresas son todos ejemplos de como Inapi contribuye a la innovación e impulsa el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico en el país”, declaró la mandataria.

En su discurso, también apuntó a la necesidad de avanzar en función de una productividad inteligente, equitativa y sustentable.

“Un requisito central para eso es que trabajemos de forma colectiva y que podamos sumar las opiniones y las experiencias de muchos”, advirtió Michelle Bachelet.

Un camino con buenos resultados

Luego de la premiación, el rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi, aseguró que la distinción de Inapi es parte de una definición política y estratégica institucional para invertir en ciencia y tecnología, así como en investigación, innovación y desarrollo.

“Es un camino que nos ha dado buenos resultados, porque las capacidades instaladas dentro de la Universidad son de excelencia, en términos de recursos humanos, de laboratorios y equipamiento”, explicó la autoridad universitaria.

Junto con recordar que esta Corporación ha sido distinguida durante las siete versiones del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el rector reconoció que al tratarse de una universidad estatal y pública, resulta aún más complejo llevar adelante este tipo de procesos, considerando las limitaciones que existen.

“Sin embargo, el esfuerzo y el trabajo que se ha realizado en la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, con los ex vicerrectores Mauricio Escudey y Luis Magne, y hoy el Dr. Óscar Bustos, ha mostrado que se puede avanzar con calidad, excelencia y accediendo a reconocimientos como el que nos entrega Inapi”, detalló el Dr. Zolezzi.

Asimismo, anticipó que la gran meta institucional debiera concentrarse en el trabajo respecto de la transferencia tecnológica a partir del Andes Pacific Technology Acces (APTA), proyecto recientemente adjudicado que permitirá un trabajo conjunto entre universidades y centros de investigación.

“La Universidad debe transformarse en la primera institución que tenga la capacidad para transferir tecnología desde el invento, a través de la innovación y hasta una empresa ya formada”, proyectó el rector Zolezzi.

La propiedad intelectual tiene una doble dimensión

Por su parte, el director nacional del Inapi, Maximiliano Santa Cruz, hizo un llamado a superar el tradicional rol de las oficinas de patentes de velar solo por un buen registro.

“No hay que olvidar que la propiedad intelectual tiene una doble dimensión. Una de protección, más relacionada con lo privado, y otra de difusión del conocimiento y transferencia tecnológica, que tiene que ver más con lo público”, enfatizó.

 

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"6320","attributes":{"alt":"PREMIO INAPI","class":"media-image","typeof":"foaf:Image"}}]]

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

  • En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.


 



En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.

Las 29 solicitudes ubicaron a nuestra Casa de Estudios en el segundo lugar a nivel nacional, al considerar planteles públicos y privados, con un registro menos que la Universidad Católica (30) y uno más que la Universidad de Concepción (28).

Encabezó la ceremonia la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien destacó que el uso de la propiedad intelectual representa una herramienta efectiva para promover la innovación.

“Los inventores, las universidades, los centros de investigación, distintas localidades y las empresas son todos ejemplos de como Inapi contribuye a la innovación e impulsa el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico en el país”, declaró la mandataria.

En su discurso, también apuntó a la necesidad de avanzar en función de una productividad inteligente, equitativa y sustentable.

“Un requisito central para eso es que trabajemos de forma colectiva y que podamos sumar las opiniones y las experiencias de muchos”, advirtió Michelle Bachelet.

Un camino con buenos resultados

Luego de la premiación, el rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi, aseguró que la distinción de Inapi es parte de una definición política y estratégica institucional para invertir en ciencia y tecnología, así como en investigación, innovación y desarrollo.

“Es un camino que nos ha dado buenos resultados, porque las capacidades instaladas dentro de la Universidad son de excelencia, en términos de recursos humanos, de laboratorios y equipamiento”, explicó la autoridad universitaria.

Junto con recordar que esta Corporación ha sido distinguida durante las siete versiones del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el rector reconoció que al tratarse de una universidad estatal y pública, resulta aún más complejo llevar adelante este tipo de procesos, considerando las limitaciones que existen.

“Sin embargo, el esfuerzo y el trabajo que se ha realizado en la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, con los ex vicerrectores Mauricio Escudey y Luis Magne, y hoy el Dr. Óscar Bustos, ha mostrado que se puede avanzar con calidad, excelencia y accediendo a reconocimientos como el que nos entrega Inapi”, detalló el Dr. Zolezzi.

Asimismo, anticipó que la gran meta institucional debiera concentrarse en el trabajo respecto de la transferencia tecnológica a partir del Andes Pacific Technology Acces (APTA), proyecto recientemente adjudicado que permitirá un trabajo conjunto entre universidades y centros de investigación.

“La Universidad debe transformarse en la primera institución que tenga la capacidad para transferir tecnología desde el invento, a través de la innovación y hasta una empresa ya formada”, proyectó el rector Zolezzi.

La propiedad intelectual tiene una doble dimensión

Por su parte, el director nacional del Inapi, Maximiliano Santa Cruz, hizo un llamado a superar el tradicional rol de las oficinas de patentes de velar solo por un buen registro.

“No hay que olvidar que la propiedad intelectual tiene una doble dimensión. Una de protección, más relacionada con lo privado, y otra de difusión del conocimiento y transferencia tecnológica, que tiene que ver más con lo público”, enfatizó.

 

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"6320","attributes":{"alt":"PREMIO INAPI","class":"media-image","typeof":"foaf:Image"}}]]

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

Nuestro Plantel lideró entre las universidades estatales con más patentes solicitadas en 2015

  • En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.


 



En el contexto de la séptima versión del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi) reconoció a nuestra Universidad por ocupar el primer lugar del ranking de instituciones públicas de educación superior, en una ceremonia que encabezó la mandataria de la República, Michelle Bachelet.

Las 29 solicitudes ubicaron a nuestra Casa de Estudios en el segundo lugar a nivel nacional, al considerar planteles públicos y privados, con un registro menos que la Universidad Católica (30) y uno más que la Universidad de Concepción (28).

Encabezó la ceremonia la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, quien destacó que el uso de la propiedad intelectual representa una herramienta efectiva para promover la innovación.

“Los inventores, las universidades, los centros de investigación, distintas localidades y las empresas son todos ejemplos de como Inapi contribuye a la innovación e impulsa el crecimiento económico y el desarrollo tecnológico en el país”, declaró la mandataria.

En su discurso, también apuntó a la necesidad de avanzar en función de una productividad inteligente, equitativa y sustentable.

“Un requisito central para eso es que trabajemos de forma colectiva y que podamos sumar las opiniones y las experiencias de muchos”, advirtió Michelle Bachelet.

Un camino con buenos resultados

Luego de la premiación, el rector, Dr. Juan Manuel Zolezzi, aseguró que la distinción de Inapi es parte de una definición política y estratégica institucional para invertir en ciencia y tecnología, así como en investigación, innovación y desarrollo.

“Es un camino que nos ha dado buenos resultados, porque las capacidades instaladas dentro de la Universidad son de excelencia, en términos de recursos humanos, de laboratorios y equipamiento”, explicó la autoridad universitaria.

Junto con recordar que esta Corporación ha sido distinguida durante las siete versiones del Día Mundial de la Propiedad Intelectual, el rector reconoció que al tratarse de una universidad estatal y pública, resulta aún más complejo llevar adelante este tipo de procesos, considerando las limitaciones que existen.

“Sin embargo, el esfuerzo y el trabajo que se ha realizado en la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, con los ex vicerrectores Mauricio Escudey y Luis Magne, y hoy el Dr. Óscar Bustos, ha mostrado que se puede avanzar con calidad, excelencia y accediendo a reconocimientos como el que nos entrega Inapi”, detalló el Dr. Zolezzi.

Asimismo, anticipó que la gran meta institucional debiera concentrarse en el trabajo respecto de la transferencia tecnológica a partir del Andes Pacific Technology Acces (APTA), proyecto recientemente adjudicado que permitirá un trabajo conjunto entre universidades y centros de investigación.

“La Universidad debe transformarse en la primera institución que tenga la capacidad para transferir tecnología desde el invento, a través de la innovación y hasta una empresa ya formada”, proyectó el rector Zolezzi.

La propiedad intelectual tiene una doble dimensión

Por su parte, el director nacional del Inapi, Maximiliano Santa Cruz, hizo un llamado a superar el tradicional rol de las oficinas de patentes de velar solo por un buen registro.

“No hay que olvidar que la propiedad intelectual tiene una doble dimensión. Una de protección, más relacionada con lo privado, y otra de difusión del conocimiento y transferencia tecnológica, que tiene que ver más con lo público”, enfatizó.

 

[[{"type":"media","view_mode":"media_original","fid":"6320","attributes":{"alt":"PREMIO INAPI","class":"media-image","typeof":"foaf:Image"}}]]

Suscribirse a RSS - Patentes