Emprendimiento

Español

Encuentro Universidad Empresa vincula a la industria alimentaria con nuestros estudiantes

Encuentro Universidad Empresa vincula a la industria alimentaria con nuestros estudiantes

Durante los días 16 y 17 de noviembre se realizó esta actividad organizada por el Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos (DECYTAL), la que tuvo como principal objetivo discutir en materia de innovación y acercar a los estudiantes a la industria de los alimentos. El evento realizado en la sala Isidora Aguirre de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio de nuestra universidad, fue orientado en la realización de exposiciones con temáticas claras en torno al emprendimiento, sus variadas formas de financiamiento y las experiencias de sus miembros en la industria.


En palabras del vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación, Claudio Martínez, esta actividad “Nos permitirá contribuir al diálogo e intercambio entre las diferentes disciplinas”, agregando que el presente encuentro, “Facilitará estrechar aún más los lazos entre la Universidad de Santiago de Chile y el sector productivo. Y a nuestros estudiantes, conocer más de cerca los nuevos emprendimientos, la innovación y los últimos desarrollos de esta área”.


El primer bloque del encuentro, titulado “Financiamiento para la innovación” contó con la participación de: Paula González, jefa de la división de Innovación del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo; Marcela Angulo, gerenta de Desarrollo y Capacidades Tecnológicas de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO); Khaled Awad, director del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF); María Soledad Hidalgo, jefa de desarrollo estratégico en Fundación para la Innovación Agraria (FIA); y Luis Magne, director del Departamento de Gestión Tecnológica (DGT) de la Universidad de Santiago de Chile. 


En nombre de FIA, María Soledad Hidalgo hizo referencia a la importancia de este tipo de iniciativas, que a su juicio “Son fundamentales para los procesos que hoy día estamos realizando y motivando desde el Estado, que son procesos que tienen mucha agregación de valor. Son procesos que, en general, necesitan gran cantidad de conocimiento, tecnología y formación. Por tanto, en ese proceso, no logra ser suficiente la empresa, por mucho que tenga un departamento de investigación. Es necesario que estén si o si las universidades y las unidades tecnológicas, porque necesitamos ese conocimiento para poder generar ese gran valor, y como país, cumplir con los desafíos que nos hemos propuesto, es necesario”.


“Todas estas iniciativas y actividades que buscan conectar lo que hace la Universidad, las líneas de investigación que tienen, la generación de conocimiento que hacen, con los desafíos y requerimientos de las empresas para nosotros es bienvenido y súper relevante. Esperamos que estas actividades se continúen haciendo, que sea un trabajo permanente”, complementó Paula González, en representación del Ministerio de Economía.


En la sección “Emprendimientos exitosos” se contó con la participación del empresario Felipe Didier, gerente general de Alimentos Quick Meal SpA y egresado de la Facultad Tecnológica de nuestra universidad, Felipe Castro, fundador de Kayta, empresa encargada de la producción de levaduras; Carolina Echenique, fundadora y presidenta de Ze Farms SpA, Sergio Aguilera de NotCompany; Edgardo Astudillo, gerente general de Comercial e Industrial Fino Mornasco Ltda.; José Antonio Espinoza, gerente general de Tagler Food.


Por su parte, Felipe Didier, destacado empresario de productos de cóctel, la base del éxito de un emprendimiento radica en el esfuerzo. Didier, quien egresó de la Facultad Tecnológica de nuestra casa de estudios, ofreció a los estudiantes y asistentes en general, una ponencia enérgica y motivadora, además de un profundo reconocimiento a su formación en la universidad.


Como último bloque de la actividad, Francisco Rodríguez, director del DECYTAL, inició la sección “Innovación para una Nueva Sociedad”, donde también participaron Constanza Miranda de la Agencia Chilena para la Inocuidad (Achipia); José Luis Palacios director del Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (CECTA) de nuestra casa de estudios; y Mauricio Godoy de Intelligence Tetra Pack.


El director Rodríguez calificó como positivo el evento y destacó que “Es importante que nosotros como unidad estemos conscientes de que para enfrentar los desafíos del área y la industria debemos trabajar juntos. Por lo tanto, lo que hoy necesitamos es que exista esa confianza, un trabajo cooperativo e instancias como esta, en la cual discutimos, dialogamos y creamos redes.


La segunda jornada, realizada el día viernes, comenzó con la exposición de María José Galotto, académica de Decytal; Gustavo Zúñiga, académico de la Facultad de Química y Biología; Carlos Caro, gerente general de Tech Foods; Ivonne Rodríguez, jefe de aseguramiento de Calidad y Desarrollo de Productos Laboratorios Prater; Jessica Sáez, jefe de Proyectos de Desarrollo Watt’s S.A; Eugenio Spencer, académico de la Facultad de Química y Biología; y Laura Almendares, académica de Decytal.


Pósters premiados


Durante la actividad se exhibieron cerca de 17 pósters de investigación, realizados por estudiantes de pre y postgrado del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, los cuales fueron evaluados por las mismas empresas y participantes de ambas jornadas, quienes eligieron los mejores trabajos de éstas dos categorías.


En cuanto a pregrado, el póster distinguido fue “Evaluación de un material activo antimicrobiano sobre la vida útil de pechuga de pollo envasado”, de los estudiantes de Ingeniería en Alimentos Claudia León y Eduardo Quilodrán, y en el ámbito del postgrado, el trabajo premiado fue “Desarrollo de películas plásticas a base de nanocompósitos de polietileno de baja densidad para envasado de alimentos”, de la estudiante del magíster en Tecnología de Alimentos, Cristina Muñoz.


Ante lo anterior, Cristina destaca la presencia de diversas empresas durante ambas jornadas y en el proceso de evaluación de los pósters, ya que le sirvió para adquirir nuevas ideas y observaciones en torno a su investigación.
“Este evento me ha enriquecido mucho, porque siempre he visto todo desde un punto científico, pero ahora con el lado empresarial sirve para ver qué exigencias hay. Han surgido nuevas ideas para comparar y hacer aplicable mi material, entonces para mí ha sido una buena experiencia”, comentó.

Expertos abordan en el Plantel nuevos escenarios de emprendimiento

Expertos abordan en el Plantel nuevos escenarios de emprendimiento

  • En la conferencia “Cómo Emprender en Chile: situación actual y proyecciones 2017”, organizada por el Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes), y la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea) de la Universidad de Santiago, especialistas coincidieron en que la innovación y el emprendimiento debe centrarse en el conocimiento y la tecnología. En la ocasión, expusieron el gerente de Emprendimiento de Corfo, Inti Núñez, y el coordinador de Estudios de la Unidad de Innovación del Ministerio de Economía, Antonio Martner.



 



El pasado jueves 1 de diciembre se realizó en el Plantel la conferencia “Cómo Emprender en Chile: situación actual y proyecciones 2017”, organizada por el Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes), y la Fundación de Egresados y Amigos (Fudea) de la Universidad de Santiago, donde expertos abordaron los nuevos escenarios para emprender, centrados en la tecnología y el conocimiento.

La actividad se realizó en el marco del lanzamiento del Club del Emprendimiento y la Innovación y, iniciativa conjunta del Cedes, Fudea, la Facultad Tecnológica, y la Facultad de Administración y Economía (FAE) del Plantel.

Quienes se inscriban en el Club, estudiantes, académicos, funcionarios y egresados del Plantel, podrán realizar sus propios proyectos de emprendimiento, serán asesorados por mentores y tendrán la posibilidad de participar en charlas y conferencias.

Exportar conocimiento

Los expositores concordaron en que en materia de innovación y  emprendimiento se debe realizar un giro para que Chile pueda alcanzar el desarrollo.

En ese contexto, el gerente de Emprendimiento de Corfo, Inti Núñez, explica que actualmente ya no está tan claro que el dinero se deba gastar “en un camino, en un puerto, o en exploraciones de cobre”.

“Hoy día tenemos que empezar a preguntarnos qué es lo que significa exportar conocimiento, crear y que en el mundo nos compren productos por nuestra inteligencia, por nuestra capacidad de ordenarnos, y por nuestra cooperación”, precisa.

Y agrega que “en la medida en que más gente cree que tiene oportunidades, que puede salir adelante, o piensa que puede hacer algo, mejor le va a la economía”.

Desde el punto de vista de las políticas públicas, Inti Núñez recalca que para estimular a los nuevos emprendedores se deben mejorar las condiciones.

“Para estimular con políticas públicas a nuevos emprendedores y emprendedoras hay que mejorar las condiciones para acceder a las oleadas tecnológicas. Esto se logra a través de desafíos o torneos, de hecho Chile debe ser uno de los países que mayor cantidad de torneos de emprendimiento tiene, más de 50 por año”, sostiene.

Aclara que para estimular la innovación también son necesarios los ecosistemas generados por las universidades.

“Ahora, es muy relevante para todo esto que existan ecosistemas, es decir, lo que permite apropiar valor. Si un país quiere vivir, y saltar al desarrollo por el conocimiento tiene que generar ecosistemas, y ese es el rol de las universidades”, enfatiza.

Y acota que “incluso una de las piezas vitales para que las universidades conformen ecosistemas son los ex estudiantes emprendedores que han tenido buenos resultados, porque tienen la actitud de entregar conocimiento, y de ayudar”.

Innovación dinámica

Por su parte, el coordinador de Estudios de la Unidad de Innovación del Ministerio de Economía, Antonio Martner, coincidió con Núñez respecto a que se debe incorporar conocimiento en los productos que desarrolla el país.

“En Chile no tenemos una matriz diversificada, producimos básicamente lo mismo desde hace 50 años. Si queremos pasar de ser un país de un PIB de poco más de 20 mil dólares per cápita a niveles de los países desarrollados, tenemos que incorporar conocimiento en los productos que desarrollamos”, asegura.

En esa línea, Martner puntualiza que la innovación es algo dinámico “y encasillarnos con una definición pura es un grave error”.

“Para nosotros, en el gobierno, la definición de innovación es la misma que ocupa la OCDE, es decir, es la introducción de un nuevo significativamente mejorado producto, el cual puede ser un bien o servicio, proceso de producción, método de comercialización, o marketing, o método de organización”, explica.

De acuerdo con Martner, en Chile de cada 100 empresas, solo 17 están innovando, puntualmente en innovación no tecnológica.

“Y esto es un gran problema porque quiere decir que si no confiamos en nuestros pares, en las universidades, ni en las mismas empresas, es muy difícil aumentar la tasa de innovación. Sin confianza no vamos a poder alcanzar un ecosistema más innovador”, enfatiza.

Por otro lado, asegura, la innovación basada en investigación y desarrollo (I+D), que incrementa el volumen de crecimiento y su uso aplicado, en Chile es aún menor.

“El porcentaje de gasto en I+D sobre el PIB, en Chile es de solo el 0,38 por ciento, y si nos comparamos con el promedio de los países de la OCDE es de un 2,4 por ciento, es decir, estamos bastante lejos”, comenta.

Por tanto, recalca Martner “nuestra propuesta como Ministerio, es desarrollar tres tipos de investigación: básica, que es más bien por curiosidad y donde han salido las mayores innovaciones; aplicada, con un foco productivo; y desarrollos experimentales, que, con el conocimiento disponible, se creen nuevos productos”.

Innovo congrega a emprendedores e innovadores en encuentro científico

Innovo congrega a emprendedores e innovadores en encuentro científico

  • Se trata de la primera Feria #YoInnovo que reunirá en nuestra Casa de Estudios a un particular grupo de transformadores de la realidad y que se encuentran revolucionando diversas industrias, a través de la innovación tecnológica a nivel nacional y mundial.  En este sentido, Centro Innovo, como organizador de esta iniciativa, busca reunir entre el 24 y 25 de noviembre, además, a empresarios y emprendedores provenientes de Chile y Perú.

 





“Incubar personas, transformar país” es el slogan con el que el director general del Centro Innovo, Luis Lino, describe la Primera Feria de Innovación, Emprendimientos y Nuevas Tecnologías, que se realizará entre el 24 y 25 de noviembre en el Planetario de la Universidad de Santiago. 

El certamen, que celebra los 10 años de la creación del Centro de Innovacion y Transferencia Tecnológica, Innovo, reunirá a 36 científicos, estudiantes, emprendedores y empresarios de distintas universidades de Chile y de Perú, quienes podrán conocer prototipos de nuevas tecnologías, proyectos de realidad virtual, realidad aumentada y robótica, además contará con un completo programa de charlas, exposiciones, comida y show musicales.
 
El director del Centro, Luis Lino, dice esperar que con el evento de carácter gratuito “destaque que en Estación Central hay generación de ideas, emprendimiento, tecnología e innovación para Chile, respaldada por una gran Universidad; que la comunidad universitaria pueda ver lo que se hace en este centro, con iniciativas que no sólo son promesas, si no hechos; y demostrar que pensando país, es necesario generar relaciones con otras universidades, mientras más puntos de vista haya en el ecosistema, éste será mejor”. 
 
Innovaciones destacadas
 
Durante la Feria, la Universidad de Santiago a través del Centro, premiará como el emprendedor del año, al creador del proyecto Diagnochip, Mario Soto de 62 años de edad, quien desde los 60 comenzó a materializar una idea que hoy revoluciona el diagnóstico de las infecciones urinarias.
 
El dispositivo busca facilitar el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad entregando resultados entre 4 a 8 horas de tomada la muestra a través de antibiogramas rápidos, cuya fabricación es de bajo costo. “Premiaremos a este emprendedor para aplaudir la iniciativa de atreverse y poner todos sus ahorros y esfuerzos en innovar porque perfectamente esta idea se pudo haber hecho con usufructo comercial, haberse preocupado de hacerlo caro y novedoso y tener un buen negocio, pero buscaron que sea novedoso y económico”, explica el director de Innovo. 
 
Otra iniciativa que destacará durante el evento es un dispositivo denominado “Neuroespejo Digital”, fundado por Eduardo Muñoz. Se trata de un dispositivo terapéutico que ataca dolores crónicos fantasma a través del uso de una cabina con espejos, neuro rehabilitando a pacientes que sufrieron algún accidente o perdieron una extremidad.
 
Un prototipo que innova la manera de generar energía eléctrica en Chile es el proyecto de Eduardo Egaña, emprendedor que decidió transformar la energía mareomotriz, a través de un prototipo  que aprovecha la fuerza de las olas que llegan a la playa. La tecnología utiliza las olas de rompiente, que al deformarse generan una pared de agua con una velocidad de 30 Km/h y 1.300 veces más densa que el aire.
 
Programa del Festival
 
En las dos jornadas la feria sumará expositores de empresas y star-ups, investigadores, estudiantes, instituciones públicas y privadas, incubadoras tecnológicas regionales que están desarrollando tecnologías innovadoras para solucionar diversos problemas, de los cuales un 70% de los participantes corresponden a iniciativas respaldadas por la U. de Santiago a través del Centro Innovo, y un 30% a incubadoras invitadas de todo Chile y de Perú.
 
Además contará con una zona foodtrack con comida típica nacional y un espacio étnico, con comida de distintos pueblos originarios. Al finalizar cada jornada se presentarán bandas en vivo, en donde participará Machaq Mara, música andina que tocará el 24 de noviembre y Demencia Sonora, una banda nacional de Ska que se presentará el 25 de noviembre. Ambos eventos serán gratuitos y se realizarán a las 17 horas en el escenario dispuesto en el planetario.
 
La iniciativa surge tras  conocer el alto impacto social y mediático que tenían los proyectos respaldados por la U. de Santiago cuando eran presentados en otras ferias científicas, siendo calificados por la prensa como emprendimientos de clase mundial, según cuenta el director del Centro. 
 
“Nos atrevemos a hacer la feria, porque tenemos en nuestra experiencia e historia la creación de proyectos novedosos, impactantes para el país, y con demostración técnica materializada en prototipos que forman parte de la identidad de la U. de Santiago. Es fácil decir soy innovador, o emprendedor pero es más difícil demostrarlo, y nosotros nos encargamos de dar a conocer proyectos con profundidad de ingeniería en una feria sin motivaciones económicas, donde los científicos están porque se lo ganaron”, explica el director Luis Lino. 
 
Para mayor información sobre expositores, inscripciones y otras informaciones, el Centro Innovo tiene disponible el sitio web: www.feriayoinnovo.cl
 
 

Más de 100 mujeres certificadas por la FAE mediante escuela regional de emprendimiento

Más de 100 mujeres certificadas por la FAE mediante escuela regional de emprendimiento

  • El Centro Internacional de Economía Social y Cooperativa de la Facultad de Administración y Economía desarrolló tres escuelas de emprendimiento dedicadas a mujeres de distintas comunas de la Región Metropolitana, en un trabajo conjunto con el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género. Durante 40 horas pedagógicas, se abordaron temas como el empoderamiento de la mujer, la gestión y el desarrollo de habilidades blandas, educación financiera, nichos productivos, asociatividad y cooperativismo, entre otras.

 







Fueron 103 las mujeres emprendedoras las que recibieron su diploma de la Facultad de Administración y Economía de la Universidad de Santiago de Chile, por haber realizado la Escuela Regional de Emprendimiento 2016 Programa Mujer, Asociatividad y Emprendimiento de la Región Metropolitana.

El Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SERNAMEG) en el marco de los objetivos institucionales, está implementando las escuelas regionales de emprendimiento, a través del área “Mujer y Trabajo” de la institución.

Por su parte, la Facultad de Administración y Economía del Plantel USACH tiene dentro de su misión, el desarrollo, integración, y contribución a la solución de los problemas país a través del conocimiento y de actividades de extensión con énfasis en las políticas públicas. 

Uno de los mecanismos más determinantes para dar cumplimiento a este rol social a través del conocimiento de la FAE, es el Centro Internacional de Economía Social y Cooperativa de la Facultad de Administración y Economía de la USACH (CIESCOOP),  que tiene como principal objetivo  estudiar, promocionar, divulgar y capacitar en los temas de economía social y solidaria, cooperativas, emprendimiento social y tercer sector.

Las escuelas de emprendimiento se realizaron entre el 1 de agosto y el 8 de septiembre, con una duración de 40 horas pedagógicas, abordando temas como el empoderamiento de la mujer, la gestión y desarrollo de habilidades blandas, educación financiera, y nichos productivos, asociatividad y cooperativismo, entre otras.

Igualdad de oportunidades

Las participantes de la ceremonia de titulación, pudieron presenciar la conferencia “Mujer y Asociatividad” dictada por el director del CIESCOOP, Dr. Mario Radrigán Rubio. En ella, el académico dio la bienvenida a las mujeres que recibieron sus títulos, explicando que la Universidad se ha diversificado y sigue hundiendo sus raíces en el mundo del trabajo para mejorar la calidad de vida para un Chile más integrado. “En el ámbito del emprendimiento, la asociatividad y la participación  de la mujer en nuestro país tiene una trayectoria histórica muy importante. La primera organización asociativa en Chile, que fue creada en 1545, y fue fundada por una mujer, Inés de Suarez, quién creo un hospicio de la parroquia de Cerro Blanco”, dijo el Dr. Radrigán.

El director del CIESCOOP, continuó señalando que el mundo asociativo siempre ha estado abierto a dar igualdad de oportunidades a la mujer, pudiendo  con esto, ejercer la plenitud de sus derechos.  “El aspecto ideológico-valórico del concepto asociatividad va ligado a un espejismo de dejar atrás a la competencia y ser el ganador”, indicó el Dr. Radigán, agregando que existen múltiples desafíos que son un factor de cambio para la sociedad, como la política, pues está orientada al bien común y a mejorar la calidad de vida de un territorio.

“Ustedes pueden cambiar a sus comunidades, sólo deben mejorar su entorno y su calidad de vida a través de la asociatividad en todos los ámbitos, como en vivienda, salud, educación agua potable, entre otras. Tienen en sus manos un factor de cambio y es mejor hacerlo de manera asociativa a través de un trabajo mancomunado”, finalizó el director de CIESCOOP.

Protagonistas de su vida

La directora de la Región Metropolitana del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Opazo, argumentó en sus palabras a las graduadas, que “ustedes son las protagonistas de su vida. El SERNAMEG y la FAE de la U. de Santiago, buscan entregar herramientas para que ustedes se empoderen”.

La autoridad, además, expresó que Estamos preocupados por las cifras de equidad en el mundo político. “Antes de las últimas elecciones edilicias, habían ocho alcaldesas, hoy sólo tenemos cinco. La reforma al sistema binominal acabará con esta realidad, pues permitirá que el 40% de las mujeres sean candidatas”, finalizó.

Paulina Stack, estudiante de las escuelas, se dirigió a sus compañeras, explicando que este curso abrió muchas puertas. “Con mis compañeras de Peñaflor estamos haciendo una cooperación entre nuestros emprendimientos. Me di cuenta que es mejor hacer las cosas en grupo, ya que acompañada los resultados son mucho mejores”, sentenció.

Silvia Lorca y Claudia Hernández, por su parte, argumentaron que todas las mujeres presentes, estaban en esta ceremonia porque decidieron terminar con la adversidad. “Comprendimos que los derechos humanos de la mujer son fundamentales en nuestros negocios. Los docentes nos entregaron grandes herramientas, sobre todo entender que no sólo importan los números y las finanzas, sino que las relaciones interpersonales son fundamentales para el éxito”, concluyeron las estudiantes.

Gerente de Corfo promueve el vínculo de ingenieros con la sociedad

Gerente de Corfo promueve el vínculo de ingenieros con la sociedad

  • Invitado al programa “Ingeniería 2030” de Radio U. de Santiago, el gerente de Innovación de Corfo, Patricio Feres, destacó la importancia del rol de transformación y conocimiento que tiene la ingeniería, y subrayó lo vinculada que está con la innovación, lo que, a su juicio, obliga a incentivar a los estudiantes a compenetrarse con los problemas del área desde etapas tempranas.

 




El gerente de Innovación de Corfo, Patricio Feres, asistió como invitado al programa “Ingeniería 2030”, emitido por radio Universidad de Santiago, espacio que, a través de su emisión semanal, pretende informar a la comunidad académica y estudiantil de la Universidad, y a la sociedad en general, acerca del proyecto Nueva Ingeniería 2030. Esta iniciativa busca potenciar la ingeniería de Chile como actividad generadora de innovación y emprendimiento, apuntando a la diversificación de la matriz productiva del país.

En la ocasión, la autoridad analizó el rol de la ingeniería en Chile y cómo ésta se ha ido adaptando a nuevos escenarios, en los que se exige más colaboración interdisciplinaria e innovación social. “El rol que tiene la ingeniería es de transformación y de conocimiento, lo que debe traducirse en soluciones concretas. Y porque la innovación está cada día más compenetrada con la ingeniería es que nuestros estudiantes deben ser incentivados a insertarse en estos temas desde etapas tempranas”, señaló Feres.

Por otro lado, destacó que el vínculo de la ingeniería con los problemas reales que impactan a la sociedad debe ser mayor, pues son la base de la innovación.

Junto con lo anterior, aseguró que “es indispensable, también, que ese vínculo sea mayor a la hora de resolver problemas de la industria, porque, de esa forma, la empresa va a ir incorporando innovación en sus procesos y se creará este círculo virtuoso”.

También hizo un llamado a las empresas para que sean parte de la innovación abierta y se informen sobre todos los proyectos que Corfo dispone para acelerar la innovación empresarial, con el objetivo de acelerar la obtención de nuevos servicios y agregar valor a la economía.

El programa completo lo puedes escuchar en http://www.radio.usach.cl/programas/ingenieria-2030

También lo puedes encontrar en el streaming del canal de YouTube Ingeniería 2030 https://www.youtube.com/watch?v=QG1YVIq01AU

II Concurso Despega USACH 2016 extiende período de postulación

II Concurso Despega USACH 2016 extiende período de postulación

  • Los estudiantes de pre y postgrado con espíritu emprendedor podrán poner en práctica sus ideas y transferirlas al mercado mundial, postulando a la segunda versión de este certamen hasta las 23:59 horas del 24 de agosto. La iniciativa busca fomentar, premiar y apoyar a nuestros estudiantes a partir de las aplicaciones que surgen de la actividad científica y tecnológica.

 






Los estudiantes de pre y postgrado con espíritu emprendedor podrán poner en práctica sus ideas y transferirlas al mercado mundial, postulando al II Concurso Despega USACH 2016, que extiende su período de postulación hasta las 23:59 horas del 24 de agosto. La iniciativa busca fomentar, premiar y apoyar el emprendimiento de los estudiantes de este Plantel a partir de las aplicaciones que surgen de la actividad científica y tecnológica que desarrollan durante su formación.

La segunda versión del Concurso Despega Usach 2016, acepta los siguientes niveles de desarrollo del Proyecto: etapa de idea, prueba de concepto, desarrollo temprano, escalamiento y desarrollo de producto, y finalmente producción y comercialización inicial.

Para participar en el II Concurso Despega USACH 2016, es importante haber leído las bases del concurso, disponibles AQUÍ. Ingresa a www.udesantiagoemprende.cl y postula en tres pasos:

1. Regístrate y luego inicia sesión con tu cuenta.
2. Ingresa a “Concursos”, y selecciona “Despega USACH 2016“.
3. Haz click en “Postula aquí” y sigue las instrucciones.

Una experiencia única con resultados de alcance global

Luego del éxito de la versión 2015, en la que se recibieron 59 postulaciones, y participaron cerca de 170 estudiantes, proceso que concluyó con 5 emprendimientos que recibieron una capacitación en el Stanford Research Institute, California (Estados Unidos), la segunda versión del Concurso Despega Usach abrió las postulaciones a partir del 15 de junio.

Para Luis Lino, Director del Centro INNOVO USACH, “es la oportunidad de ir construyendo paralelamante a los estudios escenarios de libertad profesional al permitir dedicarte a lo que te motiva y más te gusta, ya que es en la Universidad donde uno se puede equivocar más barato, generar tu equipo de trabajo, obtener consejos de especialistas y asesorías, ganar beneficios para viajar y potenciar ese negocios que están pensando”.

“Un buen equipo puede hacer un gran proyecto, sobre todo cuando hay diversidad en las áreas y disciplinas de los integrantes”, comenta Daniela Toro, ganadora de la versión 2015 con su Proyecto PLAVIR, una plataforma para desarrollar nuevas vacunas o renovar las ya existentes en la industria salmonera.

En la primera fase del Concurso se seleccionarán 20 proyectos, los cuales recibirán talleres de asesoría en materia de modelamiento del negocio, propiedad intelectual, vigilancia tecnológica y presentación efectiva. La segunda etapa reconocerá sólo cinco propuestas de las pre seleccionadas como ganadoras del certamen, las que recibirán:

Pasantía en un Centro internacional especialista para la validación comercial del negocio en mercados globales.
Apoyo profesional de la Incubadora de Negocios Tecnológicos Centro Innovo USACH, durante un año.
Capacitaciones grupales para la nivelación del idioma inglés (si la pasantía lo requiere).

Este concurso es organizado por la Dirección de Gestión Tecnológica y el Centro Innovo USACH, de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, con la colaboración de la Facultad de Ingeniería, CORFO y el Ministerio de Educación a través del proyecto de Mejoramiento Institucional para la Innovación basada en Ciencia (PMI).

Para aclarar inquietudes y conocer más detalles sobre esta convocatoria, invitamos a los y las emprendedoras a participar de un Taller de Postulación (cupos limitados), completando el registro de usuario en www.udesantiagoemprende.cl .

Envía tus dudas a emprende@usach.cl, o  a través de nuestras redes sociales facebook.com/udestgoemprende y twitter.com/udestgoemprende.
 

Abierta convocatoria para concurso Despega Usach

Abierta convocatoria para concurso Despega Usach

  • Se abrió la segunda versión de este concurso que apunta a transformar realidades; los interesados participaron en una charla informativa  en torno a las bases de esta iniciativa que el año pasado premió a cinco emprendedores, quienes recibieron capacitación en el Stanford Research Institute (California). El plazo de postulación vence el 15 de julio.

 





El pasado 22 de junio se realizó la segunda charla informativa del concurso “Despega Usach”, en el auditorio del CITECAMP, donde los organizadores explicaron las bases del concurso para motivar a los estudiantes del plantel a postular sus proyectos de innovación, instancia que contó con asistentes de diferentes carreras de la institución.

La primera parte de la charla estuvo a cargo de Jorge Barrios, coordinador de proyectos de emprendimiento innovador y ejecutivo de la incubadora de negocios de la Universidad, quien detalló las dos etapas de este concurso. En la primera, se realizará una preselección de 20 proyectos, los cuales serán beneficiados con la oportunidad de asistir a distintos talleres y en la segunda, se elegirán a los cinco ganadores que recibirán una pasantía en un Centro Internacional especialista dentro de otros premios.

La segunda parte de la jornada estuvo a cargo de la Dra. Daniela Toro, quien fue una de las cinco ganadoras de la primera edición del concurso. La ex estudiante de postgrado del plantel lidera el proyecto PLAVIR, una plataforma para desarrollar nuevas vacunas o renovar las ya existentes en la industria salmonera.

Según contó la Dra. Toro, cuando participó era estudiante regular del Doctorado en Microbiología en la Universidad. “La idea o la intención de nosotros de postular era principalmente acceder a los 20 ganadores en la primera etapa, para así fortalecernos en todo lo que eran los talleres que entregaba Despega Usach”, indicó.

Asimismo, comentó que los talleres y el aprendizaje comercial fueron un factor determinante en su postulación, añadiendo que “el área empresarial para nosotros era totalmente desconocido, por ello los talleres me permitieron poder explicar con palabras sencillas a cualquier persona que se siente al lado mío qué era lo que yo estaba haciendo”.

Por otro lado, Toro recalcó la importancia de la elección del equipo de trabajo: “Un buen equipo puede hacer un gran proyecto sobre todo cuando hay diversidad en las áreas y disciplinas de los integrantes”. Actualmente este proyecto se encuentra en proceso de patentamiento.

En la charla participaron estudiantes de diversas carreras de la Universidad, los que destacaron la relevancia de que se impartan iniciativas de emprendimiento. Paulette Reyes, estudiante de quinto año de Ingeniería Comercial postulará con un proyecto en la línea de la Responsabilidad empresarial, señalando que espera quedar entre los 20 primeros seleccionados para tener las bases que le permitan continuar con el proyecto que, además, es su tema de tesis. “Espero desarrollar algo que tenga un impacto y que pueda beneficiar a la sociedad”, comenta.

Asimismo, Lucas Yáñez, estudiante de primer año de Diseño industrial comentó que quiere materializar su idea y venderla, agregando que “hay muchas ideas en todos lados y poder materializarla es increíble, porque muchas veces no se tiene el dinero y  el conocimiento necesario para poder ejecutarlas”.

Las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo 15 de julio y todos los miércoles a las 11 horas se realizarán talleres introductorios para quienes estén interesados en desarrollar sus proyectos de innovación. Para mayor información pueden visitar el sitio oficial www.udesantiagoemprende.cl

Destacada emprendedora dialogó con la comunidad universitaria

Destacada emprendedora dialogó con la comunidad universitaria

  • A través de una charla cercana organizada por el Cedes y el Fudea, Alejandra Mustakis repasó algunos momentos significativos de su trayectoria profesional. Junto a ello, realizó un diagnóstico crítico  sobre los desafíos y necesidades de la sociedad actual y una visión de cómo el emprendimiento puede jugar un rol clave en su fortalecimiento.

 






Con la presencia de estudiantes, académicos, funcionarios del Plantel y público general, se desarrolló el pasado viernes 17 de junio, en el Salón de Honor de la Universidad de Santiago de Chile, la charla “Emprendimiento: Trabajo, Colaboración y Éxito”, organizada por el Consejo de Desarrollo Social Empresarial de la Casa de Estudios (Cedes), en colaboración con la Fundación de Egresados y Amigos del plantel (Fudea).

La actividad contó con la participación de Alejandra Mustakis, destacada emprendedora nacional, quien ha fundado y liderado diversos proyectos e iniciativas de alto impacto, tales como Stgo MakerSpace, Medular, o el célebre “IF”, empresa que promueve un inédito ecosistema colaborativo de organizaciones relacionadas con la innovación.

La charla fue presidida por el presidente del Consejo de Desarrollo Social Empresarial (Cedes), Raúl Ciudad, quien dentro de su alocución de bienvenida, afirmó que como institución “nos sentimos muy complacidos de impulsar esta instancia de diálogo y encuentro ciudadano, que se inserta en la línea de potenciar la creatividad y la innovación de nuestra comunidad universitaria”.

A juicio de Ciudad, la trayectoria de Alejandra Mustakis, “busca romper con estructuras anquilosadas sobre cómo comprendemos nuestras relaciones en las empresas y en el mundo del trabajo. Esto nos interpela a repensar qué rol jugamos en estos espacios y cómo, desde nuestra propia subjetividad, podemos contribuir a mejorarlos”.

“Por cierto, nuestra Universidad no está ajena a este desafío. El arduo trabajo desarrollado por Innovo Usach, el exitoso concurso Despega Usach o el trabajo que realizamos desde Cedes, son solo algunos de los ejemplos de cómo institucionalmente  hemos posicionado estas temáticas como ejes centrales de nuestro quehacer institucional”, agregó.

Temor a la diferencia

Al momento de tomar la palabra, Mustakis se mostró agradecida por la posibilidad de dialogar con la comunidad universitaria. “Admiro mucho el trabajo y la cantidad de talento que tienen dentro de la Universidad. Ojalá que se motiven mucho más y que se den cuenta que el mejor camino y una de las mejores decisiones de vida que uno puede tomar, sobre todo cuando joven, es partir siendo emprendedor”.

Como hilo conductor de su ponencia, recurrió a un planteamiento desarrollado por Humberto Maturana y Ximena Dávila, relacionado con la pérdida de las confianzas. A su juicio, a través de ese “quiebre”, es posible construir “una nueva historia”, espacio donde el emprendimiento puede jugar un rol preponderante.

Para ejemplificarlo, expuso diversas dificultades que tuvo que afrontar al momento de impulsar algunos de sus proyectos, vinculados con suspicacias y cierta incredulidad por parte del medio.

Estas vivencias y, sobre todo, su espíritu resiliente y obstinado, la llevaron a analizar la problemática desde una mirada propositiva, que pudiese hacer frente a las reiteradas barreras que se les presentan a quienes buscan emprender.

Una de ellas, tiene que ver con el temor a la diferencia. “Hemos tomado el ser distinto como algo que nos separa y nos divide (…). La diferencia es la mejor manera de colaborar”, afirma.

Esto, de acuerdo a Mustakis, se manifiesta con la endémica segregación presente en el país, donde empresarios, inventores e incluso artistas, sólo interactúan con sus pares. Este escenario desconocería las potencialidades y oportunidades que se pueden presentar al momento de trabajar en conjunto, que enriquece miradas y posibilita la aparición de nuevas ideas.

Junto a ello, también puso acento en la idea de la “desconfianza” -incluso propia-, invitando a cada uno de los asistentes a creer en sus capacidades y, sobre todo, a pensar en grande. “Es primordial vivir desde la confianza. La gente que desconfía todo el día la perjudican igual y además lo pasa mal”.

Por otra parte, enfatizó en un aspecto de carácter más estructural, relacionado con la falta de oportunidades presentes en el país. “Las personas que no nacieron con las oportunidades suficientes, por mucho que tengan el talento, les cuenta un montón partir. Eso es súper injusto y es algo que tenemos que tratar de cambiar”.

Sobre este punto, según Mustakis, la única manera que cambiarlo es que todos, desde nuestro espacio, enfrentemos esta realidad activamente, “apoyando a quienes tienen talento y contribuyendo a generar más oportunidades”.

Otro punto clave que problematizó se vinculó con el perfil de quienes serán los encargados de liderar los grandes cambios en el país. Ahí, planteó que circunscribirlos dentro de indicadores educacionales tradicionales o en áreas específicas del conocimiento, podría llevar a conclusiones equivocadas.

“En Chile, todo el mundo cree que la gente inteligente es la que tiene una buena PSU o estudió un Master afuera. Son inteligentes en un área, buenos administradores, pero no son los que van a cambiar el mundo. Hoy día, el capital no es lo que debiera cambiar el mundo: son las personas que piensan distinto. Y cualquiera puede pensar distinto y ser ingenioso”, enfatizó.

Lo que uno ama 

A modo de cierre, junto con responder preguntas de los asistentes, Mustakis llamó a los presentes a vincularse con proyectos que realmente amen y que los apasionen, que sean significativos en sus vidas.

En la misma línea, los invitó a integrarse en redes de contacto de emprendedores, con la finalidad de intercambiar experiencias y así conocer diversas realidades.  

“Mi visión, desde la empresa y el empresariado, es que seamos parte de hacer una sociedad justa, más humana, donde cabemos todos y todos somos importantes. Y para quienes quieren emprender, sus emprendimientos deben ser un legado de sus fundadores y participantes. Se tienen que sentir orgullosos todos los días de lo que están haciendo”, concluyó. 

Pablo González, ganador de concurso Despega Usach: “Agradezco a la Universidad por interesarse en mis ideas”

Pablo González, ganador de concurso Despega Usach: “Agradezco a la Universidad por interesarse en mis ideas”

  • Lo que partió como el proyecto Class Track, un software de gestión curricular que permite optimizar el tiempo de los profesores en la preparación de sus clases, convirtió a este estudiante de Ingeniería Civil en Informática a sus 24 años en uno de los vencedores del certamen y le permitió acceder a una pasantía de dos semanas en el Stanford Research Institute, en San Francisco, Estados Unidos.

 





De lunes a viernes, Pablo González Alarcón viaja desde Peñalolén hasta la Universidad de Santiago de Chile, donde estudia la carrera de Ingeniería Civil en Informática. A sus 24 años, también dedica varias horas a su trabajo de gerente general de la empresa Codelovers, la que formó junto a tres amigos.

Lo que partiera como el proyecto Class Track, un software de gestión curricular para profesores, hoy le permite tener presencia en colegios de cinco regiones del país e incluso posibilidades de desarrollarse en el extranjero.

Primero fue una idea. Luego surgió la necesidad. Finalmente, se decidió a concretar su sueño, el que comenzó a gestarse a los quince años. “Desde que estaba en octavo básico que trabajo. Y siempre me hacían liderar proyectos, por lo que las ideas ya estaban dando vueltas”.

Los sábados Pablo vendía pernos en una ferretería. “Me levantaba a las 6:30 y trabajaba hasta las 20:00 horas. Luego pasé al área de control de proyectos, donde recibía mucha información”. Poco después cambiaría de rubro. Ingresó a la editorial Zig-Zag.

Sus potencialidades estaban a la vista. Pero aún faltaba algo para dar el gran salto. “Siempre creí que podría lograr mucho, tenía las ganas y la visión, pero faltaba la formalización de los conocimientos”, cuenta.

Estudiar y trabajar para cumplir el sueño

En 2011 ingresa a la Universidad de Santiago de Chile a estudiar Licenciatura en Ciencias de la Computación. Sin embargo, en el cuarto semestre decide cambiarse a Ingeniería Civil en Informática. “Necesitaba prepararme en otras cosas además de computación, como liderar una empresa y hacer negocios”. Por ello, reconoce que la Universidad jugó un rol fundamental para ese camino.

Paralelo a sus estudios, Pablo continuó trabajando los fines de semana en la editorial Zig-Zag. La idea de desarrollar un proyecto seguía avanzando. “Recibía muchas quejas de profesores. Conocía los problemas que existían en el mercado y sabía que podía ayudar y hacer algo para que eso se solucionara”. El software Class Track rápidamente daría paso a la Empresa Codelovers.

Durante el proceso, fundamental ha sido el apoyo de su papá, mamá y hermano menor, así como de su polola. “Mi familia entiende que tengo que hacer cosas diferentes y que no he avanzado al mismo ritmo de mis compañeros. Pero lo aceptan y me apoyan”.

Un nuevo paso con Despega Usach

Junto con acceder a un premio de “Capital Semilla” de Corfo, Pablo decide participar en la primera versión del concurso Despega Usach. “Agradezco el interés que hubo por mis ideas de parte de la Universidad”, dice. De hecho, fue uno de los cinco ganadores para acceder a una pasantía de dos semanas en el Stanford Research Institute, ubicado en San Francisco, Estados Unidos.

Las consecuencias han sido evidentes. “Varios compañeros me piden ayuda para sus proyectos. Mi relación con ellos y con los profesores ha sido muy buena, pues me animan a que siga con mi proyecto. Esta Universidad fomenta ese espíritu de compañerismo”, asegura.

A eso se suma una charla que ofreció el pasado miércoles a los postulantes de la segunda versión del concurso. “Es algo que ayuda en la autoestima. Saber que te valoran y que hay mucha gente que te sigue, te da una fortaleza extra”, relata.

Más proyectos y terminar la carrera

El software Class Track, aplicable en diversos tipos de plataformas digitales, parte de la necesidad que tienen los profesores para planificar sus clases y disminuir los tiempos dedicados a tareas administrativas, para que en pocos pasos puedan acceder a toda la información que necesitan “Son más de 800 los usuarios del software”, detalla Pablo.

Desde su empresa ubicada en una casa del Barrio República, en la que hoy trabajan doce personas, también proyecta su internacionalización. “Estamos en conversaciones para trabajar con el Ministerio de Educación de Perú, probablemente a principios de 2017”.

Respecto de su carrera, aún le restan siete asignaturas. “Tengo la certeza de que lo lograré, a pesar de que siempre existe la tentación de dedicarse exclusivamente a la empresa, en la medida que sigue creciendo”. ¿Su siguiente paso? Cursar un MBA.

 

Álvaro Portugal: “La Universidad de Santiago enseña a perseverar”

Álvaro Portugal: “La Universidad de Santiago enseña a perseverar”

  • Hace 14 años, el actual integrante del Comité Empresarial de Egresados de nuestra Corporación fundó la empresa Blue Company, vinculada al área del diseño y creación de tecnologías digitales. “Lo que me gustaba de la tecnología y lo que me sigue gustando tiene que ver con el hecho de cómo incide en las prácticas cotidianas de las personas”, explica este exitoso ingeniero civil en Informática.

 

Una exitosa carrera ligada al emprendimiento y la innovación en el ámbito de la tecnología ha desarrollado Álvaro Portugal, 43 años, titulado en Ingeniería Civil en Informática y Computación de la U. de Santiago de Chile.

Hace 14 años, el también integrante del Comité Empresarial de Egresados de nuestra Corporación, fundó la empresa Blue Company -vinculada al área del diseño y creación de tecnologías digitales- junto a Paolo Colonnello, también ex alumno de la U. de Santiago.

Entre sus múltiples galardones, puede mencionarse su reconocimiento como "Joven con éxito 2007" por el Diario Financiero, su inclusión como uno de los “100 jóvenes líderes” (2008) en la Revista Sábado de El Mercurio o su presencia en el listado de la Revista Placeres “50 influyentes del buen vivir” (2011).


No dejarte vencer

Álvaro Ingresó a la U. de Santiago de Chile el año 1991, para estudiar la carrera de Ingeniería Civil en Informática y Computación. “En esa época todavía se ocupaban computadores con pantallas verdes y estaba recién partiendo internet como lo conocemos actualmente”, recuerda.

Desde su etapa escolar, siempre fue un amante tanto de la tecnología como de las carreras humanistas, preferencias que casi lo impulsan hacia un camino ligado al Periodismo o la Arquitectura.

“En rigor, lo que me gustaba de la tecnología y lo que me sigue gustando tiene que ver con cómo cambia las prácticas de la gente. Es decir, la tecnología modifica las formas de hacer las cosas y de diversas maneras. Da muchas posibilidades, optimiza los recursos (…) y también permite un grado de creatividad muy alto. Por eso elegí Ingeniería y en particular Ingeniería Informática”, agrega.

Ya en la Universidad, no sólo conoció BitNet -red internacional de computadoras de centros docentes y de investigación, calificada muchas veces como “preinternet”-, sino que adquirió una serie de enseñanzas, valores y maneras de enfrentar diversos problemas y desafíos, los que ha conservado durante toda vida.

Uno de ellos es el trabajo en equipo, el que, a su juicio, ha desarrollado fuertemente durante su trayectoria.

Sobre este punto, recuerda con nostalgia que muchos de sus profesores le enviaban “tareas imposibles”, como, por ejemplo, estudiar en detalle tres libros en inglés de 400 páginas cada uno.

Para sortear el desafío, junto a sus compañeros armaban espontáneos grupos de estudio después de finalizadas las clases. En ellos, “un equipo le explicaba los cinco primeros capítulos de un libro al otro, se hacían preguntas y después realizábamos pruebas entre nosotros para entender la materia completa, cosa que no habría sido posible si no hubiésemos tenido toda esta organización”.

Enfatiza que la U. de Santiago, de acuerdo a su experiencia formativa, moldea a sus estudiantes con un temple característico, asociado a la perseverancia, a no dejarte vencer y a enfrentar sin tapujos el fantasma del fracaso.

"Yo venía de un colegio en el cual me iba súper bien, siempre fui de los primeros del curso, pero entrando en la Universidad me empezó a ir pésimo y no estaba acostumbrado a eso. Entonces, la Universidad de Santiago te enseña a perseverar, a ponerle el hombro y a estudiar de lunes a lunes para llegar a los logros que uno quiere”, dice.

Por otra parte, también destaca la idea de “autoaprendizaje”, en el sentido de “no esperar a que alguien te enseñe, sino tomar el toro por las astas y comenzar a hacer las cosas hacia donde uno quiere llevarlas”.

Junto a ello, recalca el pluralismo presente dentro de la Universidad, donde “se mezcla gente de todo Chile, de todas las condiciones sociales. Al final tenías diferentes visiones de lo que es Chile en rigor. Eso súper interesante”.


Camino al emprendimiento

Su paso por la Universidad, además de adquirir una serie de herramientas claves o conocer a sus grandes amigos, también le permitió generar sus primeros emprendimientos.

Recuerda que uno de los momentos que más lo marcó en esta Casa de Estudios fue su participación dentro de un seminario a cargo de Fernando Flores, donde abordó aspectos sobre el emprendimiento y “lo que era posible”.

“Esa fue una de las grandes cosas que me pasaron en la U. de Santiago. Haber pasado por ese seminario y ser expuesto a esa forma de mirar el mundo. Que al final tenía que ver con que era posible hacer emprendimientos desde Chile, ser empresario. Yo creo que la charla fue gatillante y la formación también tiene que ver con esto: el no dejarse vencer”.

Su desarrollo laboral, que comenzó en los últimos años académicos, también lo impulsaron a emprender caminos propios, buscando mayores grados de libertad. Sobre todo, ante la ausencia de espacios de creatividad efectivos, la mayoría de las veces subsumidos entre rutinas y lógicas de trabajo rígidas, poco innovadoras.

“Trabajé para muchas empresas, acá en Chile, en México y en Estados Unidos.  Y te das cuenta que al final no había demasiado espacio para la creatividad en las grandes corporaciones o cuando uno es empleado”, sentencia.

Al ser consultado si fue difícil tomar la decisión de emprender, señala que ahí no radicó la dificultad, sino en continuar en un proyecto personal pese a las dificultades. “En esos momentos uno se cuestiona y dice: ¿La habré embarrado? ¿Debí haberme empleado en un banco?”

Sin embargo, su tenacidad dio frutos. Blue Company, el principal emprendimiento de Álvaro, se fundó hace 14 años, junto a su socio Paolo Colonnello, también egresado de la U. de Santiago. La empresa se ha focalizado en el desarrollo de tecnologías de comunicación digital, proporcionando servicios vinculados a estrategias digitales, diseño y desarrollo web, además de marketing digital.

 Sus orígenes se remontan a un emprendimiento anterior, surgido de su paso por Silicon Valley, donde pudo apreciar el auge y caída de la industria “Punto Com”. “Después de levantar un millón de dólares y haberlo gastado, fundamos Blue Company con la filosofía de hacer cosas valiosas para nuestros clientes, que fueran capaces de pagar por ellas y en base a eso que la empresa comenzara a crecer”.

Entre sus múltiples clientes y proyectos, se incluyen a empresas e instituciones tanto del mundo público, clientes corporativos y ONG’s. El SAG, Educación 2020 o BancoEstado, por ejemplo, han trabajo junto a la compañía.


De empresas de servicios a productoras de tecnologías

Álvaro también ha desarrollado un rol gremial durante su trayectoria profesional. Fue presidente de la Asociación de Empresas de Software de Chile y además socio fundador de la Asociación de Emprendedores de Chile.

A su juicio, participar en este tipo de iniciativas es fundamental, “ya que para que se genere una real industria tecnológica en Chile, lo que necesitamos es tener una masa de emprendedores, de gente que esté dispuesta a sacrificarse y generar empresas de tecnologías”. En este sentido, considera que será clave pasar de ser empresas proveedoras de servicios a productoras de tecnologías.

Como propuesta, estima pertinente “juntarse con la industria, conversar con más gente, poder influir en el Estado y en el gobierno para que te aplanen un poco el camino para poder generar una real Industria de tecnología en Chile, basada en Pyme. En rigor, son ellas las que producen tecnología. El resto, las grandes (empresas), lo que hacen es comprar software afuera y llevarse la plata para afuera”.

En tanto, sobre los múltiples desafíos en innovación, considera que debería existir un mayor vínculo entre la empresa y la academia y, adicionalmente, que se promuevan fuentes de financiamiento que sean capitales de riesgo “de verdad”.

Uno de los problemas, de acuerdo a su perspectiva, radica en que la mayoría de las personas que han generado riqueza en el país lo han hecho “en base a recursos naturales o son rentistas. Las grandes fortunas en Chile no están acostumbradas a arriesgar plata como en Estados Unidos”.

A su juicio, un millonario estadounidense invierte en universidades, generando conocimiento. “En cambio, el millonario chileno se lo pasa a la Iglesia o no la pone en riesgo. Prefiere comprar un campo para plantar árboles, donde sabe cuál es la rentabilidad”.

También considera que se deberían formar mayores empresarios tecnológicos: gente que esté dedicada, que esté pensando y armando una real industria de tecnología.

Finalmente y a modo de cierre, realiza un llamado a las nuevas generaciones a insertarse en el mundo del emprendimiento, ya que la etapa de juventud “es el mejor momento de la vida para hacerlo. No hay demasiadas responsabilidades y no hay demasiadas consecuencias. Se pueden equivocar y empezar de nuevo rápidamente. Ahí pueden echar a volar la creatividad y darle el palo al gato”.

“Mi llamado es a arriesgarse. Más allá de pegarse un costalazo, es como andar en patines: no va a pasar mucho más que eso”, concluye.

Páginas

Suscribirse a RSS - Emprendimiento